ESTUDIAR MEJOR: CLAVES DEL ÉXITO

                                                                         La sabiduría popular dice que el éxito en la vida depende de

dos ingredientes: inteligencia y afán de triunfar,

pero que el primero fracasa sin el segundo: lo importante es la voluntad.

                Los expertos en educación han trasladado esa misma escala de valores tradicional al estudio, y aseguran que para aprender es mucho más importante la voluntad que nuestra capacidad mental. Aprender es sencillo, sólo hay que proponérselo. Y para empezar, nada mejor que establecer cuáles son tus prioridades.

¿Qué es lo que necesitas?

1. ESTAR EN BUENAS CONDICIONES FÍSICAS (DIETA EQUILIBRADA)

"Mens sana in corpore sano". Cerebro y cuerpo forman el mismo conjunto, y cuando estamos enfermos o débiles perdemos capacidad para pensar.

                Hay que seguir una dieta equilibrada y variada, y practicar un ejercicio físico moderado de forma habitual. Es imprescindible dormir una media de 8-9 horas, manteniendo un horario fijo.

2. DISPONER DE UN LUGAR ADECUADO

a) Es importante estudiar siempre en el mismo sitio porque la familiaridad con el entorno ayuda. Debe ser un lugar silencioso y debe estar ordenado.

b) Crea tu propio espacio, cuidando que la iluminación y la temperatura sean adecuadas.

c) Debes tener el material necesario a mano y evitar distracciones (PC, móvil, TV...)

Lo que debes hacer:

1) No dejar todo para el último momento e intentar preparar un examen en uno o dos días, a base de horas restadas al sueño. Fija tu propio horario de trabajo, incluyendo descansos (10-15’). Cúmplelo. Crea hábitos: todos los días a la misma hora.

2) Comienza por las tareas de dificultad media, para terminar con las más sencillas.

¡¡Prepara los exámenes con tiempo suficiente!!

3. COMO ESTUDIAR: PASOS A SEGUIR

1) Lee atentamente lo que tienes que aprender, anotando las dudas o lo que no entiendas para preguntarlo. Si no comprendes lo que estudias, es imposible aprenderlo.

2) Subraya las ideas principales.

3) Realiza un esquema o ficha que, además de obligarte a estructurar mentalmente la enseñanza, te facilitará repasarla.

4) El resumen es además un buen ejercicio de emulación de examen, (se puede hacer oral y con el esquema delante).

5) Memoriza comprensivamente las lecciones partiendo de las ideas básicas.